Jurisdicción Penal: Delitos contra la Administración Pública

El bien jurídico común a todos los delitos contra la Administración pública es la protección del correcto y normal funcionamiento de las Administraciones públicas como presupuesto básico de una sociedad democrática. A partir de aquí, existen bienes jurídicos más concretos, por ejemplo, la imparcialidad en el delito de cohecho, o el patrimonio público y la confianza de la sociedad en el manejo honesto de los fondos del Estado en el delito de malversación.

Tradicionalmente, la intervención de los Jueces y Tribunales penales en esta materia ha estado reservada para las infracciones de mayor gravedad (principio de mínima intervención); pero cada vez es más frecuente que asuntos que, en principio, debían quedar reservados a la potestad de las Administraciones Públicas -y posterior competencia de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa en vía de recurso- sean atribuidos a los Jueces y Tribunales penales, bien porque el particular formula directamente denuncia o querella frente al funcionario, o bien porque la Administración acuerda poner los hechos en conocimiento del Ministerio Fiscal, suspendiendo la tramitación del procedimiento disciplinario. Cuando esto pasa el empleado público se siente desamparado y se encuentra enfrente al Ministerio Fiscal y la propia Administración.

  • Prevaricación de funcionarios públicos y otros comportamientos injustos.
  • Abandono de destino y omisión del deber de perseguir delitos.
  • Desobediencia y denegación de auxilio.
  • Infidelidad en la custodia de documentos y violación de secretos.
  • Tráfico de influencias.
  • Malversación.
  • Fraudes y exacciones ilegales.
  • Negociaciones y actividades prohibidas y abusos en el ejercicio de su función.
  • Acoso laboral del art. 173.1, párrafo segundo, del Código Penal.

Te puede interesar…

Función Pública

Sentencia del TJUE sobre percepción trienios Personal eventual

La Sentencia del Tribunal de Justicia (Sala Tercera) de 9 de julio de 2015, declara ajustada a Derecho que el personal eventual perciba trienios, al igual que los funcionarios de carrera, por encontrarse ambas categorías de trabajadores en situaciones comparables. link a la Sentencia TJUE
Blog

Feliz Navidad & Próspero Año Nuevo 2016

socilegal abogados
Función Pública

La Sala de lo Social del Supremo abre la puerta a que los temporales que aprobaron un proceso selectivo y no obtuvieron plaza puedan ser fijos según informa el CONFILEGAL.

La Sala de lo Social del Supremo abre la puerta a que los temporales que aprobaron un proceso selectivo y no obtuvieron plaza puedan ser fijos. Una reciente sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo puede generar reclamaciones de fijeza de aquellos trabajadores que aprobaron el proceso…